viernes, 9 de mayo de 2008

Literatura y cine: ¿dos formas distintas de expresión?

La literatura y el cine son dos formas de expresión que tienen elementos comunes y elementos divergentes. En este apartado aparecerán vuestros textos en los que habréis hecho una reflexión al respecto. ¡Recordad que es muy importante seguir las normas de corrección gramatical y de construcción de textos!

37 comentarios:

Brnat Brtran dijo...

Cine y literatura, dos conceptos tan distintos pero tan iguales a la vez. El cine es fruto de la literatura y de las nuevas tecnologías, no cabe duda. Toda película tiene su origen en un guión, una novela, una obra de teatro que sin embargo, se nos muestra al público mediante una pantalla y el sonido de unos altavoces (actualmente). El cine es un arte que no permite al receptor reflexionar e imaginar, a diferencia de la literatura, ya que la persona que está mirando la película todo se lo dan hecho, es decir, los personajes y el entorno son unos concretos, uno no se los puede imaginar y además el texto está adaptado por alguien que ha seleccionado y modificado el libro a su gusto.
En la literatura todo es distinto, uno mientras lee puede imaginar y relacionar el libro con su vida, imaginarse la cara del personaje y sentirse más próximo al autor de la obra y de cómo pensaba o se encontraba cuando se puso a escribir; Bien lo decía Orson Welles: “Es imposible hacer una buena película sin una cámara que sea como un ojo en el corazón de un poeta”. Después de esto, no cabe duda que jamás habrá películas perfectas.

alba parra dijo...

La literatura y el cine son dos formas de expresión muy útiles en nuestra sociedad. La literatura, ya utilizada como medio de expresión des de años atrás, nos ha permitido descubrir los sentimientos y acontecimientos que vivían en épocas pasadas. El cine, por su banda, apareció más tarde; nos aportaba también críticas para comprender mejor la sociedad.
Pero si comparamos la forma de expresión podemos afirmar que en la literatura ésta es mucho más detallada. Las aclaraciones del autor, las descripciones de los personajes, ambientes, edificios…y de los sentimientos. Todos estos elementos, en el cine, son substituidos por las imágenes y la música. En el momento que vemos un personaje o cualquier objeto queda visualizado en la mente y no aparece ninguna voz en off que lo describa tan detalladamente como en la literatura. A su vez, la música sirve para darle énfasis a los sentimientos y las escenas.
Es cierto que el cine resulta más cómodo para muchas personas ya que no implica una lectura pero, por el contrario, estas personas pueden estar perdiendo el gusto de aprender leyendo a partir de la literatura.
En conclusión, la literatura y el cine son diferentes formas de expresión. Ambos nos pueden ayudar a entender la sociedad y la historia; pero la literatura siempre será la fuente que nos aportará más riqueza léxica a nuestra lengua.

raquel dijo...

Una misma idea, en el arte, puede adoptar distintas manifestaciones. Actualmente, un recurso muy utilizado por los directores de cine es adaptar novelas de éxito a la gran pantalla. Para ello es necesario modificar algunos aspectos, pero ¿es causa suficiente este hecho para que podamos decir que se convierten en formas de expresión distintas?

La respuesta, por supuesto, es sí. Una de las características esenciales de la novela es el narrador que nos permite saber detalles sobre las expresiones de los personajes y si éste es en primera persona, también nos permite obtener información sobre los pensamientos internos del personaje. En cambio, en el cine el recurso principal es el diálogo. Como consecuencia directa, el espectador no puede apreciar todos los matices que sí apreciaría el lector. Otro aspecto en que se diferencian el cine y la novela es que en la adaptación al cine, para que sea más comercial, se suprimen escenas y hasta capítulos que aportan significado al resto del texto.

Como conclusión final, podemos asegurar que el cine y la novela son dos formas de expresión distintas porque la adaptación a la gran pantalla supone cambios en la forma y muchas veces en parte del contenido.

Raquel Morcillo

Eric Solanes dijo...

Literatura y cine: ¿dos formas de expresión distintas?

La literatura y el cine, en mi opinión, son formas de expresión distintas. Pero comparten algunos rasgos como, en primer lugar, que los dos se perciben visualmente, que sirven para entretener al público y que años tras años de su creación, siempre han tenido una gran audiencia.

Pero está claro que existen infinitas diferencias entre ellas. Historia a parte, la literatura siempre se ha caracterizado por su complejidad en transmisión, estructura y forma. Sus lectores normalmente eran pocos, personas dotadas con la suficiente inteligencia para entender e interpretar lo que el autor nos intenta transmitir.
El cine en cambio, la transmisión visual ayuda mucho a atraer al público ya que es más fácil seguir la historia y no tienes que ejercitar tanto el cerebro.
Además el cine ha evolucionado mucho y ahora tiene ventajas, como que a veces es didáctico o te ayuda a aprender idiomas.

Pero no olvidemos, que la literatura es la base del cine, sin la literatura, muchas personas no disfrutarían del cine, porque no nos engañemos, leer, lee muy poca gente.

marta barrocal dijo...

Tanto la literatura como el cine son dos formas de expresión muy usadas ya desde hace décadas, por tanto han convivido conjuntamente; por ello estos dos recursos de expresión comparten entre otros estos rasgos.
En primer lugar, cabe decir que en el caso de la literatura encontramos una descripción muy detallada de los lugares, personajes,… ya que debe ser fruto de nuestra imaginación pensar en esos lugares, personajes,… en cambio el cine únicamente transmite esta descripción detallada mediante imágenes, que proporcionan una visión mucho más realista de las escenas. En segundo lugar el lenguaje que se utiliza en el cine es en algunos casos precario, por el contrario en la literatura este está en su mayoría muy cuidado.
Cabe decir además que se han hecho adaptaciones de novelas al cine, que por ello algunas de estas se han tenido que modificar, por ello podemos decir que el cine no adapta íntegramente las novelas, ya que únicamente la información transmitida es por medio del diálogo.
En conclusión cabe decir que tanto la literatura como el cine son dos medios de expresión muy utilizados actualmente, ya que expresan las ideas del autor, la primera ya que refleja íntimamente su pensamiento; la segunda, el cine, ya que plasma con imágenes aquello que el autor inicialmente ha querido expresar.

Gerard dijo...

La literatura y el cine, aparentemente, no tienen demasiado en común, pero en realidad si que tienen. La literatura es la base del cine, sin la literatura el cine posiblemente no se hubiera podido desarrollar, al menos no con tanta fuerza que con la que ha aparecido.
Ambas formas de expresión comparten diferentes elementos, como serian los personajes, el tiempo y el lugar, todos estos elementos unidos entre si.
También son muy distintos en cuanto a forma y manera de transmitir los mensajes. La literatura nos llega en formato de texto escrito, lo que implica, normalmente, una mayor formalidad, que, en algunas ocasiones, es difícil de entender y que además le puede resultar pesado porqué no a todo el mundo le gusta leer. En el cine, en cambio, el mensaje es audiovisual, lo que significa que hay una mayor frecuencia de diálogos entre los diferentes personajes, ahorrando así las descripciones de los lugares y los mismos personajes, ya que estos los veremos por el campo visual, aunque dan menos juego a la imaginación. Esto significa que va a llegar a un mayor público y algunas veces serán más fáciles de entender, aunque a veces tengan algún mensaje oculto.
En conclusión, no hay una forma de expresión mejor que otra, son formas distintas. Depende del contexto en que uno se encuentre apetecerá más una o la otra, pero siempre es bueno mezclar cine con literatura.

Laura dijo...

Literatura y cine: ¿dos formas de expresión distintas?
La literatura y el cine, son medios distintos aunque muy parecidos. La mayoría de películas son adaptaciones de novelas, de teatros. Cine y literatura solían tener el mismo objetivo, el de narrar unos sucesos. El método que utilizan es claramente distinto.
Muchos directores de cine decidieron llevar a las grandes pantallas las novelas más importantes. Éste es el gran vínculo que une a la literatura con el cine. Además, la finalidad de éste último ha cambiado al largo del tiempo. Esta adaptación muchas veces no es fiel a la novela, debido a que, como hemos dicho, la finalidad de cada medio es distinta. Ambos querrán expresar cosas distintas; por una parte, lo que pretende el cine es buscar morbo a las situaciones. Por eso lo que hará es seleccionar los capítulos de la novela que más le interesen y adaptarlos par conseguir su fin. Otra diferencia es que el cine no puede expresar lo mismo que la literatura, por ejemplo, las emociones o lo que piensan los personajes. Pero a diferencia de la novela, el cine se puede ayudar con la música.
Así pues, concluimos que los métodos que utilizan el cine y la literatura para expresarse son distintos, ya que los fines que quieren conseguir tampoco son los mismos.

ripo dijo...

Literatura y cine: ¿dos formas de expresión distintas?
La literatura y el cine, dos formas de entender una historia, una recreación, en la cual el receptor es el gran partícipe; ya que de él dependerá que la obra tome un sentido u otro.
La gran diferencia entre la literatura y el cine, es la forma en la cual se recibe; por una parte, en el cine, se recibe en imagen, antiguamente, y sonido. Esta forma da hecha una visión del personaje, lugar e acciones que transcurren, de modo que la persona tiene una comodidad perfecta, en la que no tiene que interactuar para nada, ya que la dan hecho todo. Por otra parte, la literatura sólo nos presenta en texto la obra, de modo que el receptor interactúa imaginándose a los personajes, los lugares… Haciéndose él mismo una película imaginaria, donde puede sentirse dentro de la escena, viviéndola en primera persona, en primera fila.
Con estos argumentos, se pude esgrimir que la literatura es más culta que el cine, ya que utiliza una forma de expresar especiales y que los gozas personalmente. Y el cine, es una experiencia que se puede compartir y gozar de otro sentido.

Ferran Grau dijo...

Literatura y cine: ¿Dos formas de expresión distintas?

Aunque aparentemente cine y literatura sean ámbitos distintos, comparten ciertas similitudes, que remarcan su origen: el guión de la película parte en un principio como texto literario.
A partir de aquí, se diferencian en varios aspectos, como la forma de emisión del contenido, ya que el cine es audiovisual y la literatura es únicamente visual o en la duración de éste, ya que por ejemplo, el cine es más acotado a un determinado texto, mientras que en la literatura no hay límite.
Se ha dado el caso de varias adaptaciones al cine de grandes obras literarias o best-sellers de gran éxito.
La difícil tarea de convertir el texto en forma de guión y acotarlo a un espacio de tiempo limitado y a un escenario realista ha generado polémica entre los críticos, que han calificado las películas de baja calidad y, según ellos, se ha destrozado el argumento por completo.

guillem dijo...

La literatura y el cine son dos formas distintas de expresión, ya que la literatura deja que el lector se imagine muchos de los aspectos no especificada, de modo que puede dar un toque personal, mientras que en el cine, lo que el espectador ve es lo que ve y solo pueden tener distintas interpretaciones.
En el género literario, el único recurso útil es tener el “don de la palabra”. Eso permite crear situaciones y ambientes distintos, pero a la vez ricos y variados. Un recurso habitualmente usado es la descripción, siendo este el único que permite explicar físicamente las personas, objetos y paisajes. La basa es en las reflexiones y los sentimientos.
El cine, por otra parte, posee otros recursos característicos suyos. Gracias a un soporte audiovisual, se ayuda a comunicar los sentimientos con más fuerza y evitan o sustituyen las descripciones. Las películas, no obstante, pueden contener un guión rico complementado con unas imágenes pobres, o viceversa, hecho que hace que hacer una buena película sea más difícil que hacer una buena novela.
Finalmente se puede afirmar que, a pesar de ser la literatura y el cines diferentes formas de expresión, en el fondo guardan una estrecha semejanza, ya que los dos intentan expresar sentimientos, relatar historias o documentar hechos.

Guillem

Marc Font dijo...

Literatura y cine: ¿dos formas de expresión distintas?


En mi opinión literatura y cine son dos artes que pueden ir muy compenetrados, pero el hecho de que el cine es audiovisual, y la literatura solo visual, ya implica una forma diferente de percepción del receptor.
El cine es mucho más simple ya que los personajes y los espacios ya están producidos, en la literatura, nuestra mente recrea los espacios y los personajes, por lo que debemos estar más atentos.
Por otro lado, comparten el mismo fondo, el guión de la película es en realidad el texto literario, y el cine es la máxima aproximación de un texto hacia la realidad.
También es cierto que en la literatura solo hay el límite de la imaginación del autor, y en el cine hay el límite de la tecnología, hay escenas que no podrían ser nunca gravadas por muchos efectos especiales de que se disponga.
En conclusión, son formas distintas de expresión, pero no se alejan tanto como solemos pensar.

Marc Font

Rosa Clotet dijo...

Cine y literatura, dos conceptos tan distintos pero tan iguales a la vez. El cine es fruto de la literatura y de las nuevas tecnologías, no cabe duda. Toda película tiene su origen en un guión, una novela, una obra de teatro que sin embargo, se nos muestra al público mediante una pantalla y el sonido de unos altavoces (actualmente). El cine es un arte que no permite al receptor reflexionar e imaginar, a diferencia de la literatura, ya que la persona que está mirando la película todo se lo dan hecho, es decir, los personajes y el entorno son unos concretos, uno no se los puede imaginar y además el texto está adaptado por alguien que ha seleccionado y modificado el libro a su gusto.
En la literatura todo es distinto, uno mientras lee puede imaginar y relacionar el libro con su vida, imaginarse la cara del personaje y sentirse más próximo al autor de la obra y de cómo pensaba o se encontraba cuando se puso a escribir; Bien lo decía Orson Welles: “Es imposible hacer una buena película sin una cámara que sea como un ojo en el corazón de un poeta”. Después de esto, no cabe duda que jamás habrá películas perfectas.

laia cantons dijo...

Literatura y cine

La literatura es considerada el arte que emplea como medio de expresión la lengua y el cine es la técnica, arte e industria que capta y proyecta sobre una pantalla imágenes fotográficas en movimiento.

Estas dos formas de expresión pueden parecer distintas a simple vista, pero no lo son. Las dos tienen el mismo objetivo: contar historias utilizando el lenguaje, el oral en el cine (sin referirnos al cine mudo, donde solo se puede encontrar comunicación no verbal) y el escrito en el la literatura. Tanto en el cine como en la literatura se intenta narrar unos hechos con claridad. Mostrando un tiempo, lugar y espacio determinados. En el cine, esto se puede identificar mientras vas viendo donde y cuando ocurren los hechos y en la literatura deben reforzarse estas unidades mediante descripciones del lugar y tiempo en el que ocurre una acción determinada. Al tener el mismo objetivo, hay quien cree que el cine es un producto de la literatura, una nueva expresión de ella. Se podría decir que el cine, al ser más moderno, lo hace distinto a la literatura y para poder conseguir este objetivo que tienen en común debe hacerse de un modo distinto, por el mero hecho de que el cine es un medio audio-visual mientras que la literatura es visual.
Algunas veces se ha intentado representar obras literarias en la gran pantalla. Aquí se ve lo difícil que puede ser representar las imágenes literarias. Pero es muy difícil poder llegar a gustar a todo el mundo. La literatura es un arte más personal. Cada persona puede imaginarse a los personajes de un modo u otro y lo mismo pasa con los paisajes, mientras que en el cine, no hace falta imaginarte como serían estas personas o los lugares en los que sucede la acción, porque con tan solo mirar a la pantalla se ve sin necesidad de imaginarlos.

Para concluir, se podría decir que aunque sean medios distintos, los dos tienen el mismo objetivo y por lo tanto no se deben considerar dos formas de expresión incompatibles, sino complementarias.

Xavi Portillo dijo...

Literatura y cine aún siendo formas artísticas distintas de expresión para educar y entretener el público, siempre han ido de la mano de alguna manera.
Des del inicio de la cinematografía, se han llevado a la gran pantalla numerosas obras literarias. Éstas han sido escenificadas con bastante perfección siguiendo el texto literario y convirtiéndose así en grandes obras de arte. Otras veces en cambio, se ha adaptado el propio texto al cine para tratar de hacerlo más vistoso y atractivo a los ojos del espectador. De éste modo se han destruido una gran cantidad de obras que han visto: transformado su argumento, aparición o eliminación de personajes…
Así, podemos decir que la literatura es una forma peculiar de entretenimiento, a diferencia del cine, en la que interviene la imaginación del lector como factor más importante. Podemos decir que la literatura llevada al cine jamás podrá llegar a ser perfecta, porque nunca llegará a escenificar la acción con la misma exactitud que la obra literaria lo hace.
En conclusión, se puede decir que el objetivo de una cámara cinematográfica nunca podrá alcanzar los puntos hasta donde puede llegar la imaginación de un lector de una obra literaria. Por lo tanto, se trata de dos formas de expresión unidas, pero al mismo tiempo distintas.

Elena López dijo...

La literatura y el cine son dos formas distintas de expresión, pero con el objetivo común de transmitir un contenido.
El cine lo hace mediante la interacción de personajes, acciones y situaciones que se proyectan sobre pantalla; la literatura mediante la misma interacción, pero utilizando tinta y papel.
El cine nos ofrece una representación fácil de las realidades utilizando sus propias imágenes visuales.
Por el contrario, a través del ejercicio de la lectura, la literatura nos presenta letras, palabras, oraciones que debemos interpretar para alcanzar su significado o realidad.
Aunque muchas obras literarias se han representado en la "gran pantalla", el fundamental medio de transmisión ha sido el libro, el qual permite a la imaginación crear la historia, hacerla nuestra, adentrarnos en su trama, vivirla.
La literatura ha sido desde muy antiguo la manera de expresar libremente sentimientos e inquietudes de los autores, siempre que no interviniera censura de algún tipo. Es también una gran referencia de sociedades pasadas, sus costumbres, su situación social y política, es decir, su cultura y forma de vida.
Personanalmente, considero que el cine es un arte espectacular. Y, gracias a la tecnología, avanza cada vez más y no deja de sorprendernos gratamente. No obstante, es más reciente que la literatura y tiene un papel menos importante en cuanto a proporcionarnos testimonio de situaciones de vidas anteriores. Pero trata las situaciones, historias actuales de manera que nos las hace muy próximas, utilizando personajes y escenas cuotidianas muy parecidas a nuestras vidas y aun siendo ficción se acerca bastante.
Disfruto mucho viendo películas en el cine, pero cuando de verdad me apetece vivir una historia, sea actual o histórica, sean sólo emociones, sea real o ficticia, elijo el libro.

mireia dijo...

Literatura y cine: ¿Dos formas distintas de expresión? Dos conceptos muy diferentes pero a la vez con el mismo objetivo: contar historias, y uno de sus elementos básicos ha sido el mismo: la palabra.
La literatura, una forma tradicional, nos plasma en un texto unas ideas, de las cuáles nosotros vamos a ser quién imaginemos esas sensaciones, sus sentimientos, su cara, el lugar donde se desarrolle la acción...
El cine, una innovación tecnológica, ha permitido poder plagiar exactamente los caracteres y escenas imaginadas por el autor, pero desde mi punto de vista, con la falta de ese toque personal que sólo podemos apreciar en la literatura. A través del cine, captamos fácilmente la información, sin ningún esfuerzo. La pantalla nos aporta una información ya extraída de los pensamientos del autor en la que no nos hace falta nada más que observar la pantalla dónde aparecerán los personajes, los paisajes... con todas las líneas trazadas. Muchas obras literarias son plasmadas en el cinema, un campo en el que el gran interés de los productores es captar el máximo público posible, por lo que en muchos casos se seleccionan escenas, se cambia el final... cosa que hace que nos perdamos muchos detalles y riqueza de la obra original, y como consecuencia, no consigue ofrecer la finalidad del autor.

joan margens dijo...

Literatura y cine ¿dos formas distintas de expresión?

Aunque la literatura sea escrita y el cine proyectado, no son tan distintos como parece, porque el cine tiene su raíz en la literatura, ya que muchas películas son dirigidas a partir de un libro.
La causa por la que el cine es mucho más importante es debido a que mueve mucho más dinero, ya que una sola proyección llega a mucha más gente.
Sin duda, a la mayoría de la gente, incluyéndome a mí, prefiere ir al cine durante una hora o dos, antes que leer un libro durante dos semanas o más, y esto también se debe a que la gente de hoy en día tiene mucho más estrés y menos tiempo.

Marc dijo...

Desde un punto de vista inicial estas dos formas de expresión no se parecen mucho, pero ¿tienen algún rasgo en común? ¿Son realmente dos formas de expresión distintas?

Los dos los percibimos por la vista, pero uno mediante visión sucesiva y el otro mediante una visión global. El mensaje es el mismo, por eso muchas obras famosas y no tan famosas han pasado al cine (‘El perfume’, ‘El señor de los anillos’...). Sin embargo en la literatura el mensaje viene a través de la interpretación de signos (lenguaje simbólico) en una posterior imaginación, a diferencia del cine, en que la imagen no la has de imaginar ya que te viene directa.

Aunque los dos incorporen en canal visual, el código no es el mismo, y es que en un caso usamos el lenguaje simbólico i en el otro son las imágenes.

Vistos estos rasgos llego a la conclusión de que el cine y la literatura son mismas expresiones mediante formas distintas.

Mireia German dijo...

La literatura y el cine, son dos formas distintas de expresión, pero también muy usadas las dos.

En muchas ocasiones el cine va ligado a la literatura, y a veces, al revés, pero es menos probable. Desde pequeños, siempre nos han dicho, que una misma obra que la podamos encontrar en el cine y la literatura no tiene sentido si primero percibes la trama por el cine, por eso puedo decir que son dos formas muy distintas: la literatura es para ser leída y cada persona imaginársela tal y como lo interprete, pero en el cine esto no pasa, ya que va acompañado de personajes que representan la historia, de música y de un escenario que te sitúa en el tiempo y en el espacio.

Desde mi punto de vista, creo que las dos formas de expresarse son muy buenas, pero el cine es mucho más cómodo, rápido y a nivel de espectador requiere menos esfuerzo que la literatura.

Marta Ibañez dijo...

La literatura y el cine son dos formas de expresión distintas, pero está claro que comparten muchos rasgos. El primer rasgo es que las dos son formes de expresiones, pero una distinta que la otra. En la literatura el autor expresa sus sentimientos y en el cine se preocupan más por los efectos especiales, que hacen más interesante la película. No obstante la literatura es la base del cine y sin ella no habría cine.
La literatura te permite imaginar cómo son los personajes y los sitios donde transcurre la acción mediante descripciones, pero en el cine no.
Cuando vas a leer, estás concentrado para no perder el hilo, ver que personaje es cada uno y, además, pasar un buen rato, en cambio, cuando vas al cine vas para pasar el rato.
No obstante, la literatura y el cine son dos maneras distintas de expresarse, pero no cabe duda que tienen una infinidad de semejanzas y de diferencias, pero hay que decir que los medios tienen el mismo objetivo.

Carles Solà dijo...

Desde el momento en que se rodó la primera película, ha existido la polémica de ser mejor una obra literaria o su posterior adaptación cinematográfica. Son múltiples las veces que hemos sido testigos de la dificultad que presenta la transmisión de las ideas e imágenes expresadas en una novela.
Hay quienes consideran que una película nunca podrá superar ni reemplazar la belleza de una buena obra literaria, otras personas creen todo lo contrario. A lo largo de los años, el cine ha mejorado en cuanto a efectos especiales y elementos visuales. Incluso así, normalmente la gente rechaza una película porque consideran que esta no es fiel al argumento o, sencillamente que las imágenes no son suficientes para transmitir las ideas del texto, hecho que normalmente acaba siendo cierto. Aun así, en algunas ocasiones la versión cinematográfica de una obra literaria sí que ha dado la talla, mostrando una excelente película con la que disfrutar.
En conclusión, considero que las obras literarias y sus versiones cinematográficas son medios comunicativos distintos pero no opuestos sino, según mi opinion, complementarios uno del otro.

ia mateu dijo...

La literatura y el cine son distintas formas de expresión pero tienen alguno que otro rasgo común. En cambio tienen muchos que los diferencian.
Todos comparten unos personajes, un espacio y un tiempo. También en el cine, el guión parte de un previo texto literario. Por otro lado, varía la forma de emisión, ya que uno es audiovisual y el otro visual. La duración también es diferente porque cine es un periodo de tiempo no demasiado largo en cambio en la literatura el tiempo es indefinido.
Por otra parte, hay veces que se versiona al cine libros muy importantes. Eso comporta que al recortar el guión se pierda información que aparece en el libro o bien que cambie un poco la historia, por eso hay bastante diferencia del libro al cine.
Creo que la literatura te obliga a imaginar lo que estas leyendo por lo contrario, en el cine al tener imágenes no hace falta esta imaginación. También es mas cómodo ir al cine porque no tienes que leer pero el simple hecho de leer hace que tengas un nivel elevado en cuanto la escritura.

ariadna mesa dijo...

Literatura y cine son dos dos formas distintas de expresioón pero con muy pocas diferencias. La literatura a creado el cine, es decir, que sin literatura no podría haber cine, ya que éste está basado en novelas, obras de teatro o historias escritas.

Actualmente, el cine pienso que atrae más que la literatura, ya que ésta se encuentra en los libros y la gente, creo que prefiere ir al cine antes de leerse un libro.

La literatura y el cine tienen diferencias, como por ejemplo, en la literatura se pueden describir los olores, conocer los pensamientos de los personajes más a la perfección etc, en cambio en el cine te muestran lo que han hecho los guionistas y ya está, no te transmite tantas sensaciones como en la literatura.
Por otra parte, el cine pienso que atra mucho al público por las imágenes visuales y por la porpaganda que le hacen.

Cuando un libro pasa a la gran pantalla, hay muchas polémicas porqué a veces se cambia el guión, los personages son disitntos y el tiempo tiene que alpicarse dentor de los parámetros de la película.

En definitiva, pienso que el cine y la literatura son dos formas de expresión distintas pero con grandes similitudes.

Inés dijo...

Literatura y cine: ¿dos formas distintas de expresión?

Últimamente ésta parece ser la pregunta de moda. El eterno debate entre la tradición frente a la innovación. Una posible respuesta es la adaptación de clásicos literarios al mundo cinematográfico. El Señor de los Anillos, las Comedias de Shakespeare, Los Tres Mosqueteros, …, la lista parece infinita pero, ¿es realmente lo mismo la novela que la película?

Hablando en términos generales, ambas formas de expresión nos transmiten una serie de acontecimientos vividos por un grupo de personajes en un cierto lugar y en una determinada época. El único aspecto distintivo parece recaer en el soporte. Este hecho es el que ha propiciado los grandes éxitos de taquilla de las adaptaciones al cine de libros. En la sociedad del placer y el confort en que vivimos casi parece ridículo el esfuerzo intelectual necesario para leer comparado con la comodidad que la butaca de una sala de proyecciones nos ofrece. ¿Para qué leerse el libro si puedo alquilar la “peli”? Sin embargo considero muy necesario destacar que no es lo mismo. La sensación de inquietud que embriaga al lector mientras pasa página, el gran mundo de posibilidades para imaginarse a un propio personaje, la satisfacción de cerrar las tapas de un libro al terminarlo; son incomparables al sabor de las palomitas. Y no solamente eso, en el cine se cambian nombres, lugares y hasta finales simplemente para agradar a la audiencia.

Por eso, y ya para concluir, literatura y cine son dos formas distintas, obviamente. Y aunque es cierto que hay grandes obras maestras del séptimo arte, antes que una adaptación cinematográfica siempre es preferible leerse la novela.

agujaenunpajar dijo...

CINE Y LITERATURA
Desde siempre hemos querido dar vida a nuestras ideas: hacerlo de una forma original, personalizada y buscando a la vez la perfección es lo que da nombre al arte. Las ideas, pues, pueden adoptar diferentes formas, que darán nuevas características a las ideas. El cine y la literatura son dos ramas del arte que se encargan de expresar, y puesto que son diferentes, darán formas diferentes a la idea, siempre dejando intacta su esencia.
La literatura es, de las dos anteriormente nombradas, la más antigua. Desde que el hombre tuvo el poder de la palabra se dedicó a plasmarla en el papel, a embellecerla, a transformarla, a darle más significados que el propio… El cine ha aparecido más tarde gracias a la tecnología, y comparte muchas características con la literatura (también es una fuente de conocimientos importante, tanto moral como intelectual, y normalmente sigue la misma estructura que la literatura), pero es diferente por propia definición ya que no trata de la misma forma a las ideas: mientras que en la literatura éstas aparecen a poco a poco y de forma secuencial, en el cine pueden aparecer de golpe y mezcladas; en literatura la atención está centrada en la palabra y en el cine la atención se distribuye entre diferentes elementos.
Aún y así, estas dos formas de expresión se complementan, ya que en el cine se adaptan frecuentemente obras literarias y, aunque no con tanta asiduidad, también ocurre lo contrario.
De esta manera podemos decir que la literatura y el cine son diferentes aunque con características comunes, hecho que ayuda a su compenetración y utilización mútua la una de la otra.






ROSER, SOY YAIZA! sólo me deja publicar desde esta cuenta, en el otro post =.

arturo dijo...

La literatura y el cine siempre han tenido una fuerte relación entre ellas. Podríamos afirmar que a raíz de la creación literaria surge el ámbito cinematográfico.
Son expresiones muy parecidas y muy distintas a la vez. Las dos buscan transmitir emociones al público, pero la literatura consigue que el lector viva con intensidad la acción y se identifique plenamente con los personajes sintiendo los que ellos sienten y viviendo de una manera muy real los que ellos viven. Además nos insita a liberal nuestra imaginación de una forma agradable y cómoda, permitiendo así adentrarnos mas en la trama. En cambio, el cine nos muestra la acción de manera sintética pero dando mas importancia a los hechos que a los sentimientos y pensamientos del personaje. Además no da ninguna oportunidad de dejar correr nuestra imaginación ya que nos presenta una imagen del espacio y de los personajes.
En conclusión podemos decir que el cine y la literatura son diferentes entre ellas ya que utilizan métodos diferentes para transmitir una historia.

Elisabeth Pedret dijo...

Literatura y cine: ¿dos formas distintas de expresión?
Sí, podemos afirmar que son dos formas distintas de expresar-nos, pero lo que no podemos negar es que las dos cumplen el mismo objetivo: hacer llegar un contenido al destinatario con el fin de hacer pasar un buen rato o reflexionar sobre aspectos importantes de la vida.
Si miramos des de la perspectiva temporal la literatura gana sin ninguna duda, ya que sus inicios se remontan en la antigua Mesopotámia y la historia nos da grandes periodos y autores. Sin embargo actualmente el cine tiene mas peso en nuestra sociedad ya que des de una visión capitalista mueve mucho más dinero y gente. Provocando que se fabriquen películas que solo buscan agradar al público y no van más allá. Por eso la literatura se debería potenciar ya que es fundamental para crecer como personas.

Carol Garcia dijo...

La literatura y el cine son dos formas de expresión muy distinta, aunque en situaciones se pueden llegar a relacionar.
La literatura está creada desde hace tiempo. Años atrás alguien se inspiró y, cogiendo un papel y un bolígrafo, dejó volar sus imaginaciones y se las mostró a un público interesado. Esta es una forma de expresión que consiste en imaginar las aventuras que vas leyendo y no hay un marco de imaginaciones limitadas. Solo hay que coger un libro y sumergise en tu propia imaginación.
El cine, a diferencia, es una forma de expresión muy distinta. En primer lugar, se descubrió posteriormente a la literatura ya que fue fruto de ésta. En el cine la imaginación no es tan importante como en la literatura. Es una manera más cómoda de disfrutar ya que solo hay que observar y divertir-te con lo que ves.
Con todo esto, ante todo, hay que leer un libro antes que ver su película!

Marina dijo...

Literatura y cine: ¿dos formas distintas de expresión?
La literatura y el cine son distintas formas de expresión pero tienen aspectos en común.
La literatura existe desde hace mucho tiempo y, en cambio, el cine nació a principios del siglo pasado. Esto permite que muchos directores cinematográficos basen sus películas en obras literarias. Hay quien prefiere ver la película y hay quien prefiere leer el libro. La literatura permite desarrollar tu imaginación y tu intelecto. En cambio, el cine no te permite imaginar porque ya está todo expuesto en la pantalla pero dependiendo de la película si puedes desarrollar tu intelecto.
La principal similitud entre las dos formas de expresión es su finalidad, que es transmitir un mensaje aunque lo hacen de manera distinta tal y como se ha explicado anteriormente.
En conclusión, el cine y la literatura son dos maneras de contar una historia, real o ficticia, que sirven para entretener al espectador o al lector.

Anna Rosa Garolera dijo...

El cine y la literatura son formas de comunicación con formas de expresión distintas, aunque comparten algunos rasgos.
Uno de los rasgos más importantes que comparten es el hecho de narrar una historia, pero utilizando medios distintos. La literatura permite dejar volar tu imaginación ya que el autor transmite una situación que nuestra mente adorna y recrea según nuestros sentimientos y vivencias en aquel preciso momento. En cambio el cine nos transmite también una historia, pero la comunicación es visual, de tal modo que las imágenes y sonidos nos limitan la capacidad de imaginar. Cuantas veces al ver una película después de haber leído el libro nos ha decepcionado?
En conclusión, hay que decir que el cine ha popularizado muchas obras literarias importantes que han llegado a un gran público. Por lo tanto podemos decir que hay dos formas de expresión pero con rasgos compartidos entre ambas.

Ana Busquets dijo...

La literatura y el cine

En mi opinion, la literatura y el cine són dos conceptos distintos pero con una característica común: expresar sentimientos para que el lector o espectador pueda llegar a sentirlos.
El cine fue un invento para que la gente pudiera relajarse, y no tener que pensar mucho para poder disfrutar una película. En éstas, básicamente, te lo dan todo hecho, no dejan que puedas desarrollar tu imaginación, en cambio, la literatura es un mundo distinto. Ya sean novelas, obras de teatro o simplemente una poesía, te hacen pensar y creo que son más interesantes que el cine, ya que puedes apreciar muchos detalles que en una película no podrías ver. También porque fácilmente te puedes sentir identificado con un personaje y esto puede llegar a ayudar a darse cuenta uno mismo de muchas cosas.
En conclusión, pienso que la literatura y e cine son dos formas de expresión, pero con distintas intenciones. Creo que una película sirve para desconectar y relajarse y que la literatura desarrolla tu imaginación y te hace reflexionar.

David Martínez dijo...

Literatura y cine ¿dos formas de expresión distintas?

Cuando leemos un libro, este nos puede parecer agradable por su contenido literario y esto incita a leer más pero hay gente que no le gusta la literatura y ven más factible el cine. Este es un género audiovisual que con los años ha ido cogiendo un gran protagonismo respeto a la literatura. Con el tiempo este medio ha sido acogido por la sociedad como una forma mas fácil que leer un libro que ha pasado a ser más aburrido y cansado. Hasta aquí todo bien pero el problema lo encontramos a la hora del contenido. Por ejemplo: una obra literaria tienen un gran contenido pero al pasarlo al cine este desaparece en parte ya que lo que busca es atraer al público y no mostrar su contenido. Esto nos puede afectar en un futuro como sociedad ya que los libros nos aportan cultura, vocabulario entre otras muchas cosas que el cine lo cambia por imágenes y sonido que le parecen a la gente mucho más atractivo. En conclusión la literatura y el cine son dos formas muy distintas de expresión ya que una nos aporta muchas cualidades y otra que lo único que hace es modificar su contenido para que sea lo más atraíble posible para el público.

Clàudia Prat dijo...

Es evidente que a simple vista la literatura y el cine parecen dos formas de expresión muy distintas pero en realidad tienen más cosas en común de las que creemos. Aun así, evidentemente, son expresiones distintas. Para empezar decir que la literatura apareció mucho antes que el cine.

Por un lado tenemos la literatura, el arte de los poetas y escritores de expresarse de manera escrita. La literatura nos enriquece y nos culturiza. Leer es una manera también de aprender y de hacer trabajar la imaginación. Cuando uno lee un libro es necesario hacer volar la imaginación para construir en tu mente las situaciones y personajes que hay dentro de él.

Por otro lado esta el cine que, como la literatura, es un arte. La diferencia es que en el cine no hace falta pensar ni imaginar la historia sino que aquí nos dan una historia con unos personajes ya creados con el estilo del director de la película que no nos permite imaginar nuestra historia y nuestros personajes propios.

En conclusión podemos decir que la literatura y el cine son dos maneras distintas de expresión que tienen muchas diferencias pero que en ellas también existen algunas cosas en común.

Joan Roca dijo...

Pienso que el lenguaje literario no tiene nada que envidiar al lenguaje cinematográfico. A menudo he oído comentar a mucha gente, después de ver en película una obra que antes había leído, que la ha encontrado floja y que no reflejaba bien lo que se decía en la novela.
El leer una obra te obliga a crear en tu mente todo lo que allí se cuenta. Si la obra la ves en película, se te da todo hecho y no hay lugar para la imaginación. Con todo ello no quiero decir que tengamos solamente que leer y no ver películas, creo que se debe combinar todo, una cosa enriquece a la otra. Estoy seguro que en muchas ocasiones una comedia o una obra de intriga o suspense es mejor en cine que leída; la comedia porque los actores que la interpretan pueden ser muy divertidos y la intriga i/o suspense por las imágenes acompañadas de la música correspondiente, que te llegan a poner en tensión. Todo esto es más difícil en la obra escrita ya que no tienes la música que ayude a crear el suspense y las imágenes te las debes imaginar tú.
Para concluir, creo que una cosa no quita a la otra; que literatura y cine se complementan perfectamente y debemos saber disfrutar de todo ello en el momento oportuno.

Frederic dijo...

Cine y literatura dos titanes de la difusión de ideas, información, críticas, etc. Y dentro de cada uno de ellos hay subgéneros pero tienen sus características generales.
El cine, un arte donde se tienen que tener en cuenta muchos aspectos para crearlo. Su producción es a partir de un grupo de gente especializados en diferentes tareas, con un papel más o menos importante pero imprescindibles, y dirigidos por un director.
En el cine, debido a la limitación de tiempo, la trama suele ser simple y predomina la acción de los personajes, la imagen en el cine suele ser lo más importante. También por esta razón las ideas que se quieren remarcar no pueden ser muchas. La forma en que el cine debe expresarse es de manera simple y con un lenguaje que pueda entender la mayoría de la población debido a que es un medio que llega a toda la sociedad, o casi toda.
La literatura creada por una sola persona, a veces más de una, y sin limitaciones de tiempo. Eso le da una profundidad muy grande donde el autor se puede extender sin problemas y reflejar detalle por detalle las ideas que quiere transmitir. La forma de expresión suele ser de carácter más culto y con una riqueza lingüística mucho mayor.
La literatura data de una antigüedad bastante más grande que el cine, dándole una madurez que se nota en la gran variedad de estilos y formas que tiene pero también en un esquema más sólido que la define.
La literatura y el cine con aspectos muy iguales y a la vez con tantos de tan diferentes. Cuando se mezclan pueden llegar a producirse grandes obras de arte, aunque suele ser difícil.

eugènia ruiz dijo...

La literatura y el cine, aunque comparten muchos rasgos, constituyen dos géneros distintos. Se trata de dos artes muy valorados que captan a mucho público.
Para empezar, estas dos formas de expresión comparten su función básica: transmitir un mensaje. Se trata de dos formas de comunicación, donde el autor de la obra intenta hacer llegar un mensaje al público. Aún así, se puede dar el caso que una producción no tenga una finalidad concreta más que la de entretener y distraer. Por eso podemos distinguir diversos géneros en ambas formas de expresión. Así pues, literatura y cine constituyen una fuente de conocimientos y cultura.
En cuanto a los rasgos distintivos, no es difícil darse cuenta que el cine aparece a raíz de la literatura, no en vano muchas películas están basadas en alguna novela. Además, para rodar una película siempre es necesario un guión, y aquí interviene en cierto modo la literatura. Cabe destacar también el papel que juega la imaginación en la literatura. Leyendo, no sólo se ejercita nuestra mente al trabajar la memoria visual (¡aspecto muy importante para no cometer errores ortográficos!), sino que mejoramos en comprensión y desarrollamos la imaginación. Por el contrario, el cine no nos permite tal aprendizaje, aunque el hecho de poder mostrar imágenes y sonidos puede ser también muy atractivo.
En conclusión, la literatura y el cine son definitivamente dos formas de expresión distintas, aunque es cierto que una nace de la otra y por lo tanto, comparten características. De este modo, no se debe renunciar a ninguna de las dos, sino que podemos ampliar nuestro conocimiento aprovechando los aspectos positivos de cada una.

Bea dijo...

La literatura y el cine son dos formas de expresión diferentes, pero comparten un mismo objetivo: contar historias mediante el lenguaje.
La literatura apareció antes que el cine, y han sido muchas personas las que han considerado que el cine surge gracias a la literatura. De hecho, a través de los años, nos han llegado películas basadas en grandes obras literarias.
La principal diferencia es la manera que se transmite el contenido. La literatura se recibe de forma visual mediante el texto escrito, en el que abundan las descripciones (personajes, paisajes…), y en el que podemos dejar “volar” nuestra imaginación. Por lo que respecta al cine, el mensaje nos llega de forma audiovisual, y carecerá de descripciones ya que podremos visualizar los personajes, los paisajes… gracias a las imágenes. El cine es rico en imaginación y cualquier idea se puede convertir en imagen y sonido. También decir, que el lenguaje utilizado en la literatura es más complejo y cuidado, respecto al utilizado en el cine.
Como conclusión, decir que son dos formas de expresión muy distintas, que no son incompatibles, sino complementarios.